Lisboa

 

En la desembocadura del Río Tajo se levanta la capital portuguesa, Lisboa. Una ciudad portuaria y de navegantes. Con una poblaciones de mas de medio millón, la ciudad se asienta entre colinas hasta llegar a los pies del Tajo. Con numerosas cuestas y escaleras, pero que ofrece al mismo tiempo un gran número de miradores desde los que contemplar este curioso lugar. Una ciudad para disfrutar de su historia, su arquitectura, su música, su gastronomía, su gente o su vida nocturna por uno de sus barrios mas icónicos, el Barrio Alto.

El acceso a la ciudad se puede hacer desde sus principales puentes, el Puente Vasco de Gama o el 25 de Abrilpor el segundo accedimos desde la autopista que viene desde Badajoz. Recibe su nombre por la revolución que trajo la democracia en 1974 a Portugal. El primero se inauguró el 4 de abril de 1998, y es el puente más largo de la Europa con 12,3 km, 10 de los cuales, se encuentran sobre el estuario del Tajo.

Lisboa hasta hace poco era una ciudad bastante pobre, solo hay que pasearse por sus barrios para contemplar el estado de sus calles. El turismo ha supuesto para la ciudad una fuente de ingresos que está permitiendo su renovación, pero al mismo tiempo el coste de vida se ha incrementado considerablemente, siendo difícil encontrar en la zona centro pisos económicos, teniendo que buscarse alternativas en la periferia, como sucede en el resto de capitales europeas.

Los cruceros son los medios por los que llega mayor cantidad de turistas a la ciudad que es inundada por gran cantidad de personas cada vez que atraca un buque. No te extrañe pasear por la Plaza del Comercio y la Rua Augusta, y encontrarte con miles de personas. Este punto es un buen lugar para comenzar la visita a la ciudad. En la misma plaza puedes encontrar dos puntos de información bien señalizados donde te darán toda la información que necesites para visitar la ciudad y los alrededores como Sintra.

El arco Da Rua Augusta es el símbolo de la reconstrucción de los terremotos que asolaron la ciudad en el SXVIII, pero su versión final no se alcanzó hasta el SXIX. Dispone de uno de los numerosos miradores de los que dispone la ciudad con un coste de 2,5€ por persona. La plaza del comercio esta unida a la plaza de Rossio a través de la Rua Augusta, una avenida llena de vida.

En la zona centro no podéis dejar de visitar la iglesia quemada (a la derecha del teatro nacional) y que os llamará la atención, pues a pesar de que la fachada de la sensación de una iglesia normal, el interior conserva los cimientos quemados del incendio de 1959. La entrada es gratuita, pero no está permitido hacer fotografías en su interior. De camino al Barrio Alto, para visitar el Convento do Carmo, podéis subir por las cuestas (aunque hay atajos entre los soto portales) o por el elevador de Santa Justa. El precio es de 5,5€ ida y vuelta incluido el mirador. Si subís andando el acceso al mirador es de 1,5€.

El Convento do Carmo se caracteriza por no tener la fachada que lo cubría antes del terremoto de 1865. Abre de martes a domingo como todos los centros de interés de la ciudad y el coste de la entrada es de 4€ por persona.

La siguiente parada camino del Castelo de Sao Jorge, es la catedral la Sé. De los pocos edificios que han resistido los incendios y terremotos que ha sufrido la ciudad. La visita al interior de la catedral es gratuito, pero el claustro y el tesoro tienen un coste de 2,5€ cada uno.

La subida a la colina del castillo, es como en toda la ciudad, una ardua tarea de subir escaleras y cuestas. Es recomendable visitarlo por la tarde y contemplar las vistas desde sus murallas al atardecer. El recinto consta de unos 6000 m2 en los que podréis contemplar todas las vistas de la ciudad desde sus murallas exteriores e interiores, sus torres y pasear por el interior en compañía de los numerosos pavos reales que hay. El coste de la entrada es de 8,5€.

Hay numerosos miradores y desde cada uno podrás localizar los siguientes. Entre los que debes tener encuentran están:

  • El mirador de Santa Lucía con una parras y buganvillas.
  • El mirador da Senhora do Monte y que muchos dicen que es el mejor mirador de todos.
  • El mirador de Gracia a poca distancia del anterior.
  • El mirador de San Pedro de Alcántara en el barrio alto para contemplar la ciudad de noche.
  • El mirador del Castillo de San Jorge, desde mi punto de vista de lo mejor.
  • El mirador del elevador de Santa Justa.
  • El mirador del Arco de Augusta.

Hay muchos más miradores que si tenéis tiempo y ganas de subir escaleras os da para un par de días visitándolos. Pero si te apasionan las panorámicas que mejor que visitarlos y decidir cual es el mejor para ti.

Entrada la noche lo mejor es ir al barrio alto para cenar y disfrutar del ambiente de la ciudad. Hay mucho movimiento y numerosos bares para tomar una cerveza o que mas gustéis. Es una ciudad con infinidad de terrazas en las azoteas y si miráis bien, podréis encontarlas en casi cualquier lugar. La que más me llamo la atención es el parking bar. Al subir a lo alto de un parking  (en google maps sale como Roof Top Bar) os encontráis con una terraza de copas. Sabreís que es el parking adecuado porque encontrareis cola para subir en ascensor, pero se puede subir por las escaleras.

También os podréis juntar con los grupos de gente que bebe en la calle al lado de algunos tranvías o visitar los miradores de noche. La noche es larga y Lisboa ofrece múltiples opciones.

Dejando el centro de lado toca visitar el barrio de Belém, famoso por sus pastelitos de nata. Los  cuales sólo se pueden comprar en el propio barrio. Los pasteles que venden en el resto de la ciudad son ligeramente diferentes aunque igual de ricos. La forma más económica de ir es andando desde el puerto que se encuentra en Cais do Sodré por la ribera del río. Una caminata de 7 km para ponerse en forma.

Pero para los que no son dados a estas marchas lo más recomendable es sacarse en la estación de metro de la Plaza del Mercado un billete de 24h por 6€, que te permite usar el autobús y el tranvía por toda la ciudad. El tranvía se coge al lado del Arco y es el número 15E. En frente están los tranvías turísticos mucho más caros, pero con una imagen mas antigua.

En nuestro caso el tranvía nos dejo a medio camino porque se metió en las cocheras. Pero hay bien que por mal no venga nos sirvió para pasear por la ribera un par de kilómetros y ver el puente de 25 de Abril.

 

Lo primero con lo que nos encontramos es con el museo de la electricidad que tiene un coste de 9 euros la entrada combinada para ver el edificio antiguo y el nuevo. Después visitamos el monumento a los descubridores que se construyo en 1960 en homenaje al 500 aniversario de la muerte de Enrique el navegante. Hay 33 personalidades que forman el monumento con Enrique a la cabeza miranzo hacia el Tajo. En el suelo esta representado el mundo que los descubridores navegaron. La entrada al monumento es de 5€.

 

Siguiente parada es la Torre de Belém, construcción defensiva obra de Francisco de Arruda y Diogo de Boitaca, representando la arquitectura manuelina. El coste de la entrada es de 6€ o 12€ si incluye la visita al monasterio de los Jerónimos. Una visita obligada para despedir este famoso barrio.

Una de las curiosidades de Lisboa es la gran cantidad de grafitis que hay por todas sus calles. Ademas de las numerosas gruas de las obras de adecuación de la ciudad. Si no conoces la ciudad es recomendable ir porque en pocos años la ciudad perderá ese encanto caótico y peculiar que tiene.

Un dato curioso que no he mencionado es la cantidad de personas que intentan vender droga por las calles. En realidad lo que venden es harina y similares y van buscando a los turistas. No te extrañe que se te acerquen más de una vez. La ciudad puede parecer insegura, pero transmite lo contrario una vez la vas a conociendo.

Si tienes mas días para visitar los alrededores no olvides pasar por Sintra y el Faro da Roca.

Gracias por visitar mi web, y si te gusta, ¡Comparte!

 

Ruta por el norte. Introducción

Read More

Burdeos

Read More

Bretaña, tierra medieval

Read More

La Toscana

Read More

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: