C

Crees que con el móvil no sacas todo el potencial a tus fotos, tienes ese viaje soñado pero no una cámara con la que captar cada instante o simplemente quieres iniciarte en la fotografía, porque te apetece. Pero te surge la gran duda, ¿Qué cámara necesito? Reflex, Bridge, Compacta…

La pregunta no suele tener una respuesta sencilla y menos después de explorar cientos de foros y blogs. Para responder a esa pregunta tienes que tener en cuenta para qué quieres la cámara. Fotografía de paisaje, retrato, nocturna, para viajes, para grabar vídeo o un poco de todo. Tener claro qué es lo que necesitas te ayudará a descartar aquello que no necesitas y por tanto acercarte más a ese modelo que tanto ansías tener entre las manos.

En vez de poner una lista de razones a tener en cuenta, como ya podéis ver en otros blogs, os expondré mi caso de cómo me decidí por una cámara y de ahí ya saquéis conclusiones.

Empecé en este mundillo a finales 2014 después de un año haciendo un voluntariado ambiental por Italia. Un día tirado en el sofá repasando las fotos de todo el año hechas con el móvil, me di cuenta que no reflejaban aquello que había visto, sentido y en definitiva vivido. Fue realmente frustrante.

Ese mismo día decidí comprarme una cámara y empecé esa odisea de mirar foros, blogs y preguntar a gente. Y como en todos los casos, se crea esa fijación por la Reflex descartando tanto las Bridge como las Compactas. Yo me obcequé por la 1200d o 700d de Canon a pesar de que mi hermana me recomendaba una Bridge, ya que es muy polivalente. Pensaba, al igual que mi familia, que lo mío era un capricho puntual y que entrar en el mundo Reflex era un disparate por varias razones:

  • Son caras
  • Las cámaras más elementales vienen con un objetivo muy básico.
  • Tendrás que hacerte con otros objetivos ya que una buena lente es la que da calidad a una foto. Más coste.
  • Pesan, y más si le sumas accesorios como trípode, grip, lentes, etc. Que supone también más coste.
  • Son grandes y ocupan espacio.

En resumen pesan y son caras, pero en cambio te dan las herramientas para poder sacar las fotos que necesitas con una calidad excelente.

En cambio, las Compactas y las Bridge son más baratas, muy polivalentes, pesan mucho menos, también tienen opción manual y en algunos casos las podrás llevar hasta en el bolsillo. Pero no te dan la calidad que te da una Reflex, aunque sí te ofrecen fotos de muy buena calidad. Al igual que no es lo mismo una Reflex de principiante que una Reflex profesional.

Por lo tanto, volviendo al hilo, dudé entre (pongo los modelos actuales aún que yo mire los que correspondían a ese año):

Nota: si no ves los enlaces justo encima desactiva Adlock.

Igual os preguntáis que porque miré Panasonic y Canon. Pues por el simple hecho que la gente que yo conocía usaban estas marcas. Ni más ni menos. Canon, Nikon, Sony, Pentax, Panasonic, etc. Hay modelos para todos los gustos y colores. Elige la que mas cómoda te sea al cogerla, la que tenga las especificaciones que más te interesan o simplemente la que mas rabia te dé.

Al final me decanté por la Reflex y quise invertir unos 700€. A día de hoy he multiplicado por 10 la inversión inicial. No digo que con una Canon 1300d con el objetivo 18-55mm no vayas a estar cómodo, pero igual la Panasonic te da más polivalencia porque no tienes que estar cambiando de objetivos, pesa menos y es más cómoda de transportar.

En definitiva, tú decides, pero ten en cuenta el uso real que le vas a dar. Si es para viajes y esos momentos puntuales, no dudes en ir a por una Compacta o una Bridge. En cambio, si la fotografía es tu pasión, elige tu Reflex soñada y ve dotándola de los extras que necesites poco a poco.

Yo finalmente empecé con una Canon 60d de segunda mano y el objetivo 18-135 is. Los cuales cambié por una 7D y un 24-70 F4 a los 7 meses. Y ésta la cambié por la 5D mark IV en navidades de 2016. Además de los numerosos accesorios y lentes que le iban acompañando. Es caro y pesa mucho, pero me encanta. Así que me quiten lo bailado.

Escucha a la gente y lee mucho para decidirte, pero recuerda que el que decide eres tú así que hazte con la cámara que tu quieres y sal a hacer fotos. ¡La práctica hace al maestro! 

Si te ha gustado, ¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Tumblr

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies