Regla de los tercios y consejos prácticos

Iniciación a la fotografía

Más de una vez verás tus fotos y sentirás que les falta algo. Que no se ve en ellas lo que tú querías transmitir. Eso se debe principalmente a la hora en la que tomas la foto y de la perspectiva que le demos. Por ello, os daré tanto algunas reglas básicas que hay que tener en cuenta, como algunos consejos que aplico yo cada día. Empezaremos por la regla fundamental de la composición. La regla de los tercios.

Habrás oído o leído más de una vez sobre la regla de los tercios. De forma resumida, quiere decir que aquellos objetos que queremos resaltar dentro de nuestro encuadre deben estar situados en los puntos de interés del mismo. Si dividimos el encuadre en nueve porciones iguales, nos salen cuatro puntos de cruce donde la persona que observa la foto va a sentir un mayor equilibrio y armonía. Esto dota a la foto de mayor fuerza, además de generar mayor intensidad y sensación de profundidad.

Ligada a esta regla encontramos la regla del horizonte, la cual indica que si dividimos el encuadre en tres, el horizonte debe estar situado próximo a una de las dos líneas que dividen el plano. Es una regla que se aplica principalmente en paisaje.

Es importante aplicar estas reglas a la hora de hacer la foto, pero en caso de no hacerlo, siempre podrás corregirlo en edición. Editando se puede corregir casi todo, pero cuanto más hagas a la hora de tomar la foto, menos problemas tendrás luego en casa.

Son dos reglas muy sencillas de aplicar por lo que no dudes en usarla. No obstante, las reglas a veces están para saltárselas, así que usa tu criterio y rómpelas cuando creas que la escena merece una perspectiva diferente.

Según el tipo de foto que hagáis, necesitaréis probar diferentes puntos de vista para llegar al más adecuado. A continuación os daré algunas pautas que tomo para sacar fotos en diferentes áreas:

Paisaje: desde siempre lo que más me ha llamado la atención en fotografía son los reportajes de National Geographic en los que había imágenes impresionantes de lugares insólitos del mundo. Algo que cualquiera que le guste la naturaleza querría poder vivir y fotografiar.

Dunas interminables, frondosos bosques tropicales, sabanas repletas de vida salvaje o cielos nocturnos cubiertos de estrellas y auroras boreales. Infinidad de lugares en los que tomar grandes instantáneas.

En este tipo de fotografía es muy importante el emplazamiento y el juego de la luz, siendo los amaneceres y atardeceres los mejores momentos. Se genera una luz muy suave y cálida ideal para realizar este tipo de fotografías. Pero para aprovechar esta magnifica luz, hay que realizar una buena planificación.

Primero seleccionar un emplazamiento con la temática que queremos fotografiar (un castillo, un cultivo, una ciudad, etc.), después hacer un reconocimiento de la zona para encontrar las mejores ubicaciones y por último, tener el equipo necesario para evitar sorpresas (trípode, baterías, filtros). Cuanto mayor sea tu planificación, menos sustos te llevarás.

Un ejemplo práctico  fue en mi viaje a Noruega, donde para sacar la aurora boreal en Abisko, Suecia, estuvimos buscando la mejor zona donde dejar el coche y que tuviera una gran amplitud para captar las auroras en su mayor amplitud. El hecho de estar al lado del coche era por los -25 grados que hacia en el exterior. Después de subir a lo alto de unas residencias de esquí y parar en varios puntos de la carretera, decidimos bajar hasta el mismo lago por una carretera, un poco complicada, pero perfecta para sacar fotos. Finalmente, vimos unas auroras impresionantes que me dejaron atontado. No pude tomar buenas fotos, pero al menos me llevé un recuerdo muy bonito de allí.

El mejor consejo que te puedo dar referente a esta temática es que mires el trabajo de fotógrafos de paisaje que te gusten e intentes imitarlos. A medida que vayas mejorando, ya iras dándole tu toque y creando fotografías más personales.

Fauna: en este apartado seré breve. Si no tiene un teleobjetivo, una cámara con buena ráfaga, no te gusta el campo y no tienes paciencia, mejor no le dediques muchos esfuerzos a esta temática.

Yo cumplo casi todos los requisitos menos la del teleobjetivo. Tengo un 70-200 is 2,8 que se queda muy corto para fotografiar aves o otro tipo de animales escurridizos. Os contaré dos ocasiones en las que pase horas y horas tratando de fotografiar fauna.

Una de estas ocasiones fue en una playa irlandesa en la que me pasé persiguiendo una garza que echaba el vuelo cuando me acercaba a más de 60 metros de ella. La otra fue en un coto de caza intentado ver corzos. Me pase horas y horas sin moverme en puntos escondidos sin conseguir nada y lo mejor lo conseguí yendo con el coche, ¡con el ruido que eso suponía!. Increíble.

Es un tipo de fotografía increíblemente interesante y agradecida, pero requiere de equipo y mucha paciencia.

Streetphotography: es una temática que alguna vez harás, sobre todo si viajas. Las ciudades esconden numerosas historias y tú estás para descubrirlas y documentarlas. Sin embargo, surge ese miedo de hacer fotos a gente desconocida que generalmente desemboca en que no realices fotos de este tipo o saques a la gente de espaldas. El rostro de las personas dan sentimiento a una imagen. No dudes en sacarlas.

Hay varias opciones para conseguirlo. La mejor, es preguntarles directamente si les importa que les saques una foto (o una vez sacada la foto, comentárselo). Por lo general, siempre te dirán que sí, pero también hay gente gruñona que te contestará claramente que no.  Si eres habilidoso, podrás sacar la fotografía sin que se den cuenta y te ahorrarás explicaciones.  Otra opción es hacer las fotos con un teleobjetivo, pero le quita el encanto a este tipo de foto. Así que lo ideal es un 35 mm o un 50mm y ser un valiente. Os pongo un ejemplo de como hablando con la gente puedes conseguir fotos más interesantes.

Haciendo fotos en un lago a una señora pescando desde lejos conseguía fotos poco atractivas, así que opté por acercarme a saludar, lo que me llevó a tener una buena conversación y aprender a pescar en un lago helado. Pasé de unas fotos aburridas a unas fotos más interesantes.

Son fotos muy atractivas, ayudan a coger habilidad con la cámara y no hace falta que te desplaces, ya que en tu barrio habrá mil historias interesantes que contar. Un consejo para este tipo de fotos es que metas elementos a la fotografía y no solo al sujeto. Hay que dar dinamismo y contexto a la imagen. ¡Ánimo y sal a por tus fotos!

Hagas el tipo de foto que hagas, elige bien aquello que quieres fotografiar y no pares hasta que lo consigas. Es mejor hacer pocas fotos bien pensadas que mil sin gracia. Trata de conseguir esa foto que tienes en la mente y si finalmente no lo consigues, ya tendrás otras oportunidades para lograrlo.

Practicar, practicar y practicar te lleva a conseguir buenas fotos. Ánimo y no dudes de ti mismo. Con ganas y persistencia conseguirás llegar a tener algunas fotos de revista.

¡Gracias por visitar mi web!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: